viernes, 16 de marzo de 2012

Comunicado de la plataforma contra el BBVA : Junta de accionistas del 16 de Marzo


Un año más La plataforma contra el BBVA se concentra en el exterior del Palacio Euskalduna para denunciar la falta de escrúpulos del banco en sus prácticas financieras. El BBVA es un caso particular dentro del entramado financiero mundial que sufrimos y que funciona sin ningún tipo de ética: en al año 2011 el BBVA obtuvo un beneficio de 3.004 millones de euros, mientras la gran mayoría de la ciudadanía se encuentra inmersa en una profunda crisis. Crisis provocada por la especulación llevada a cabo por los propios bancos y cuyas consecuencias hemos pagado ciudadanas y ciudadanos a través de la desviación de fondos estatales y la oleada de desahucios.


En estos momentos de crisis, no debemos olvidar el papel que están jugando bancos y cajas, y entre ellos el BBVA, en los cientos de desahucios que se están dando (7 al día en Euskadi), pasando por encima de un derecho básico del ser humano como es la vivienda digna con el único objetivo de obtener ingentes beneficios económicos. Mientras tanto los directivos del banco siguen recibiendo sueldos desorbitados.

Los beneficios del BBVA se deben en gran parte a su participación financiera en megaproyectos con un fuerte impacto ambiental, social y humano. El BBVA es el mayor inversor de todo el Estado en fabricación y exportación de armamento a regímenes y países en conflicto. Durante años ha sido y continúa siendo accionista de manera directa o indirecta de empresas españolas de armamento como Indra, Ibérica del Espacio, Rymsa, Inmize, Hisdesat y CESCE y de algunos de los mayores fabricantes de armamento del mundo como Boeing (primera), EADS (sexta) y Thales (décima). En los últimos años, el BBVA se ha dedicado a financiar empresas implicadas en la producción de armas nucleares norteamericanas, británicas y francesas.

Por otra parte, el BBVA es responsable de la financiación de proyectos que causan una gran destrucción ambiental, muchos de ellos en lugares protegidos y con gran valor ecológico. Proyectos que a su vez tienen consecuencias graves en las comunidades que las sufren, como la destrucción del lugar donde habitan y la pérdida de sus formas de vida, además de enfermedades provocadas por vertidos. Algunos de los casos en los que el BBVA se ha visto involucrado y que han supuesto grandes catástrofes ambientales son por ejemplo el vertido ocurrido en Ecuador en el OCP (Oleoducto de Crudo Pesado), la presa de Ilisu (Kurdistán), proyecto que de realizarse causaría graves impactos medioambientales y desplazaría a 78.000personas, o el impacto ocasionado por los grandes embalses construidos en el Bio Bio (Chile) o en la Amazonia, que afectan tanto al medio ambiente como a las poblaciones indígenas, las más vulnerables cultural, social y económicamente.

No olvidamos tampoco las míseras condiciones laborales que el BBVA esta aplicando progresivamente a sus trabajador@s, destruyendo miles de puestos de trabajo y externalizando sus servicios para reducir costes. Un ejemplo reciente es el anuncio del cierre de 314 oficinas en Cataluña, que supondrá el despido de 1.265 personas.

En los últimos 20 años, el BBVA, a través de sobornos y presiones políticas así como la utilización de paraisos fiscales, se ha hecho con una gran cantidad de bancos latinoamericanos, lo que supone una escalada sin precedentes del neocolonialismo Español y un ejemplo más de sus prácticas corruptas.

Además de todo lo expuesto, el banco inicio hace dos años un programa para dar educación financiera en los colegios, entre el alumnado de 6 a 14 años. Se trata de una nueva estrategia de “lavado de cara”, a través de su política de Reputación Social Corporativa (RSC). Dicho programa lleva el nombre de “Valores de futuro” y trata de inculcar a los alumnos la visión que el BBVA tiene respecto a la utilización de dinero: una visión que se traduce en individualismo, inviolabilidad de la propiedad privada, el egoísmo o la codicia y que busca legitimar y perpetuar el sistema actual, basado en el beneficio de unos pocos a costa de la explotación y de la miseria de la mayoría, así como en la destrucción del planeta.


Ante estos hechos, La Plataforma contra el BBVA , hoy y durante todo el año continuaremos denunciando en las calles la manera en la que el banco está obteniendo sus multimillonarios beneficios y el papel que juega en las guerras, la generación de miseria y la destrucción del planeta.
Se ha producido un error en este gadget.