jueves, 2 de junio de 2011

L@s indignad@s asaltan el BBVA en Bilbo ... y también en Valencia, Almería, Santiago de Compostela, Cáceres ...

Bilbo

"Cientos de indignados armados con sendas barras de pan y al grito de que no hay suficiente pan para tanto chorizo han asaltado este lunes (30 mayo) la sede central del otrora poderosisisimo bbva. el banco vasco ha cerrado sus puertas para proteger sus arcas de las masas embravecidas y ha enviado a sus ejecutivos pulcramente encorbatados para que,en heróica acción se enfrenten con la chusma. (...)"

Bilbo

200 miembros del movimiento han ocupado el Banco de Valencia y bloqueado las entradas del Santander, BBVA y Bankia, mientras que en Almería protestaron fuera del BBVA tras entrar en una oficina del Banco de Santander.




La batalla ha sido encarnizada, unos armados con panes duros y los otros, bien sea dicho, azuzaban a sus decenas de guardas jurados mileuristas (o nisiquiera eso) a aporrear las cabezas díscolas de los vagos del arriaga (según declaraciones del mismisimo González, director general del banco euskaldun).
Bilbo



Bilbo


Bilbo
como se puede apreciar, y en esto no tenemos remedio, no aprenderemos ni en 1000 revoluciones, cientos de indignados han sido abatidos y sus cuerpos desparramados por la gran vía bilbaina.
"un horror!", chillaba una transeúnte, "no nos dejan ni comprar tranquilas en for!".

Mientras han repartido cientos de octavilla denunciando las políticas del banco en materia armaméntística, medioambiental, fiscal, social así como el lucro con que se benefician."

En Valencia l@s 'indignad@s' reunid@s en la Plaza del Ayuntamiento han ocupado el Banco de Valencia durante 10 minutos y han intentado bloquear la sucursal del Banco de Santander.

Los manifestantes, que han accedido al Banco de Valencia con las manos en alto al grito de "manos arriba, esto es una atraco", se han sentado en el interior de la entidad bancaria coreando lemas como "si no los hemos votado ¿por qué mandan los bancos?", "revolta social", "para tanto chorizo no nos queda pan", "no nos moverán", "el capitalismo es corrupción" o "esta es la dictadura del burgués". Pasados cinco minutos de lemas y aplausos, los ocupantes han abandonado el lugar pacíficamente y se han dirigido a otro banco para continuar con la protesta. De hecho, antes de lograr entrar en el Banco de Valencia, han intentado entrar en la oficina del Banco Santader de la misma calle, pero a su llegada, han cerrado las puertas para impedirles la entrada.
Los manifestantes han continuado el recorrido hacia el BBVA y el Bancaja, donde tampoco les han permitido el acceso, por lo que han decidido hacer una sentada de varios minutos a las puestas de cada una de estas entidades frente a las que han advertido que "el pueblo unido, jamás será vencido" o "no tenemos miedo, queremos un futuro".
Varias dotaciones de la policía local han observado la acción del numeroso grupo, pero no han intervenido y se han limitado a regular el tráfico, mientras que la Unidad de Intervención Policial ha vigilado a los jóvenes en la puerta, pero sin intervenir tampoco. La intención del grupo era desarrollar la ocupación de manera pacífica, con el objetivo de infomar a los ciudadanos de su propuesta.
 
A las 13 horas han abandonado el banco de Valencia y han realizado una sentada en la puerta del BBVA al grito de 'Un desalojo, otra ocupación', 'Tanto chorizo y no tienen pan' o 'Ahí está la cueva de Alí Babá'. Posteriormente también se han situado frente a una sucursal de Bancaja en el centro de Valencia para, poco después, volver a la Plaza del Ayuntamiento.


En Almería entraron en las oficinas del Banco Santander donde el director les invitó a que abandonaran las instalaciones para anunciar que iba a llamar a la policía. Después de apenas cinco minutos en los que leyeron consignas contra el abuso de los bancos. Continuaron su marcha al BBVA tras una pancarta negra en la que se leía "¿Quién se lleva el botín?". En esta oficina permanecieron fuera leyendo los mismos lemas en los que cuestionaban el apoyo político y las subvenciones que se han dado a los protagonistas del sistema financiero a quienes culpan directamente de la crisis económica. Justicia para los ciudadanos, banqueros al banquillo; No más recortes en los servicios públicos; Salvemos a los ciudadanos, no a los bancos; la banca gana, los demás perdemos o la estrella en estas acampadas No hay pan para tanto chorizo fueron algunas de esas consignas.


En Santiago de Compostela también el lunes se organizó una protesta contra los bancos y las cajas de ahorro, en un simbólico "proceso de limpieza y desinfección" de las entidades crediticias.  Medio centenar de censuró el plan estatal de rescate al sistema financiero, los sueldos de dirigentes como el presidente del BBVA e, incluso, los efectos sobre el número de puestos de trabajo de la fusión de las cajas de ahorro gallegas.  L@s 'indignad@s', que han utilizado bayetas y mascarillas para limpiar cristaleras y cajeros automáticos, han esgrimido consignas como 'O ouro do banqueiro é o salario do obreiro' y 'Non hai pan para tanto chourizo', ante la mirada de los transeúntes, que, en varias ocasiones, han animado a los jóvenes a continuar con las protestas.


Bilbo

En Cáceres activistas de la acampada del M-15 actuaron el viernes (3 de junio) bajo el lema: «¿Crisis o estafa? Beneficio neto 2010: Banco Santander 8.101 millones de euros, BBVA 4.606 millones de euros, Banco Popular 509 millones de euros». Se colocaron primero en la puerta de entrada del Banco de Santander, y luego en la del BBVA, coreando con otros compañeros del movimiento 'Toma la calle' frases como: «Tenemos la solución, banqueros a prisión», «Rajoy y Zapatero, amigos de los banqueros» y «No es una crisis, es una estafa».
 
El acto concluyó con la lectura de un corto comunicado que recordaba el comienzo de las historias de Astérix y Obélix: «En 2010 toda España se hallaba sumida en una crisis de dimensiones épicas, ¿toda? No. Un pequeño reducto de bancos liderados por el Banco Santander y el BBVA generaban beneficios de más de 18.000 millones de euros, suficiente para aliviar el hambre en el mundo durante un año, pero se lo quedaban para ellos. Los indignados del 15M salimos hoy a la calle, como llevamos saliendo tanto tiempo, para protestar contra eso. Seguramente no nos harán demasiado caso, porque aún somos pocos. Pero eres tú, que estás tan ninguneado por ellos como nosotros, quien queremos que nos haga caso. No dejes que sigan haciendo de tus ahorros su 'botín', indígnate y lánzate a la calle».
 
Un miembro de Democracia Real Ya de Cáceres, comenta que esta protesta tiene su razón de ser tras la manifestación del 15 de mayo. «Ese día salimos a la calle diciendo que no somos mercancía para políticos y banqueros. A los políticos ya les hemos dado mucha caña, y ahora salimos para dársela a los banqueros».
Se ha producido un error en este gadget.